Ciencia con impacto, valores, y un toque de humor

Esta fue una semana destacada para los argentinos en el Instituto Weizmann de Ciencias, en Rejovot, Israel. El humorista Roberto Moldavsky visitó por primera vez el instituto; y el vicepresidente de los Amigos Argentinos del Weizmann, Jaime Garbarsky, fue incorporado como miembro del International Board.

“Yo vivía cerca del Weizmann, pero nunca había entrado. Estoy impactado por lo que pasa acá adentro”, dijo Roberto Moldavsky, después de recorrer el campus, conocer el laboratorio de la profesora argentina Karina Yaniv, visitar la casa donde vivió Chaim Weizmann, y almorzar en el comedor de la Casa San Martín, fundada con el apoyo de familias argentinas hace 60 años.

Por su parte, el vicepresidente de los Amigos Argentinos del Weizmann, Jaime Garbarsky, se sumó a la lista de más de 200 notables del mundo que integran el International Board del Instituto; un grupo del que ya forma parte Hugo Sigman, presidente de los Amigos Argentinos del Weizmann. La incorporación de Garbarsky se dio el en marco del International Board, que celebró los 70 años de la creación del Instituto Weizmann, con la delegación latinoamericana -encabezada por brasileros-como la más numerosa.

Junto a Garbarsky, participaron los Amigos Argentinos del Weizmann Ariel Sigal, Sergio Kompel y Patricia Safadi, Silvana Berelejis y Ariel Garbarsky, y la directora Florencia Arbiser. Recibidos por el CEO de Latinoamérica, Dany Schmit, se encontraron con los profesores argentinos Karina Yaniv, del Departamento de Regulación Biológica, y Ernesto Joselevich, de Nanotecnologías. También conocieron los avances de los estudiantes argentinos de pos doctorado, Javier Peralta Ramos y Denise Kviatcovksy. Tras un año, Denise ya publicó un artículo como co-autora en Nature sobre el impacto de la microbiota intestinal en la enfermedad de ELA; y Javier disertó la enfermedad de Alzheimer en congresos internacionales. “Nuestra carrera en el Weizmann nos puso en un mano a mano con las grandes ligas”, comentó Javier.

La noche de apertura tuvo como protagonista y orador al reconocido científico Michael Sela, de 96 años, cuyas investigaciones tienen impacto en terapias que ayudan a personas en el mundo entero. Entre los reconocidos con el Doctor Honoris Causa, estuvieron el presidente de Israel, Reuven (Ruvi) Rivlin; el empresario brasilero, Mario Fleck; científicos, filántropos, un fotógrafo y un rabino. Durante el encuentro de cuatro días, se inauguró el Centro Integrado Moross para la investigación en cáncer y se colocó la piedra inicial para la construcción del instituto de Medicina Comparativa David Lopatie.

Ranqueado segundo en el mundo por el prestigioso índice de Nature, el Instituto Weizmann ofreció a sus invitados una presentación de la Orquesta Filarmónica de Israel que -con músicos de 14 a 18 años- conmovió en las interpretaciones de la Suite número 3 de Johann Sebastian Bach, un fragmento de Romeo y Julieta de Sergei Prokopiev, y la tradicional canción israelí “Hofim” (Orillas).

¡Muchas gracias por acompañarnos en este camino de puentes entre el Instituto y la comunidad argentina!
Los Amigos del Weizmann en Argentina.